26 may. 2012

Galletas Primera Comunión.

     Después de dos meses sin publicar nada hoy he decidido volver al blog. 
    Cuando haces algo que te gusta, normalmente lo haces con alegría y  entusiasmo, sin embargo cuando en tu entorno familiar ocurren hechos tristes todo lo que haces refleja esa tristeza.  
   Haciendo galletas y glassa yo disfruto mucho, pero estos últimos meses no he estado en las mejores condiciones. Hice algunas galletas de bebé con unos cortadores que compré y las tengo guardadas porque hasta los colores son tristes.
   Por otro lado, estoy satisfecha porque ayer entregue mi primer pedido más "serio" para una Primera Comunión.
     Paloma vio las galletas hace varios meses y me dijo que se las tenía que hacer para la Comunión de Luis.
   Como siempre, lo primero buscar el cortador. Me gustaba la familia Wilton pero como fue después de Navidad estaba agotada en todas las tiendas on-line que visité y os aseguro que fueron muchas, al final me hice mi propio cortador.
    La masa ha sido la de galletas de mantequilla de Bea, de el Rincón de Bea, riquísima y con un aroma de mantequilla que apetecía comérselas mientras las estaba decorando.
Este es el resultado: un "batallón" de marineritos.

Aquí, en la fase de secado. ¡Qué graciosos!
   También le preparé algunas galletas con palo para decorar la tarta: unas palomas blancas con las letras  doradas con Gold Sheen Airbrush Color de AmeriColor, que se aplica con pincel, y unos niños de Comunión.   




Un niño en detalle.


Las palomas empaquetadas con su lacito tan "cuco".