7 jun. 2012

Galletas para regalar: presentación.

    Siempre he pensado que a la hora de hacer un regalo es tan importante el regalo en sí como la presentación, y lo cierto es que personalmente hay veces que gasto más en papel y lazos que en el regalo, es un decir.
    Al igual que pasa con las galletas decoradas, internet es un pozo sin fondo de ideas sobre cómo presentar un regalo, cómo adornar un paquete, tiendas on-line dónde conseguir los materiales y herramientas necesarios y blogs que te cuentan un montón de experiencias, trucos, tutoriales, etc.
    Las galletas, en el momento que se hacen para regalar, te "obligan" a visitar páginas y páginas buscando las troqueladoras para etiquetas, lazos para anudar las bolsitas,.... todo aquello que hace de una galleta un regalo muy especial. Y desde luego si pones mucho cariño haciendo la galleta y decorándola,  yo diría que pones más en su envoltorio para regalarla.
    Ya os conté que las galletas de bebé de la última entrada las hice porque me hacía mucha ilusión. Una vez terminadas gustaron tanto que decidimos regalarlas. Eran pocas galletas y las cajas demasiado grandes. Tampoco me apetecia ponerlas en un sobre de cartulina, así que decidí hacerles una cajita.
    Utilicé todos los materiales que compré en Delipapel, y que estaba deseando usar: la guillotina,  la troqueladora, las blondas,....









2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo. Yo cuando hago mis trabajos cuido mucho la presentación y el empaquetado. ¡Preciosas las cajitas!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Fátima por el comentario, es la única forma de saber que me has visitado. Un beso, Libra.

    ResponderEliminar