8 ene. 2013

Mi primer "roscón de Reyes"

 
  La Noche de Reyes es uno de los momentos que más disfrutamos en casa. A todos nos gusta preparar los regalos, juntarnos alrededor de la mesa para abrirlos y después disfrutar del roscón con una taza de chocolate calentito, café o una copa. 
   Este año me pidieron que preparará el roscón y me puse manos a la obra.
   En mi pueblo los roscones son de la misma masa que las "toñas", típico dulce levantino. Es una masa que lleva patata hervida además de huevos, harina, levadura, azúcar y aceite. Por lo que he podido ver en la red, la patata no es un ingrediente muy común en este tipo de masa.
    La receta se pasa de madres a hijas empleando unas medidas muy antiguas, por ejemplo el cuarterón o la libra (quarteró y lliura en valenciano), que luego hay que convertir a kilogramos y que da diferentes cantidades en los ingredientes según las versiones.
   Para preparar mi roscón he tenido algunos problemas con el segundo levado, por eso hasta que no esté segura de que saldrá bien prefiero no adelantar las cantidades de los ingredientes.
  La decoración tampoco la hice con las clásicas frutas escarchadas, ya que en mi casa no gustan demasiado. Preferí utilizar para el relleno y la decoración nata montada.
    Aunque pensé que iba a ser un desastre, lo cierto es que ha salido enorme y ha gustado mucho.
    Os dejo la imagen que vale más que mil palabras.


     Del corte no puedo poner foto porque "desapareció" antes de poder hacerla.

3 comentarios:

  1. Me ha encantado tu roscón. Original sobre todo. Viví durante varios años en un pueblo de Alicante y me encantaban las toñas. ¡¡¡ Estoy deseando que pongas la receta !!!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario.La próxima vez que haga "toñas" tomaré buena nota de las cantidades y prometo publicar mi primera receta.

    ResponderEliminar
  3. Nunca lo había visto decorado de esta forma. Si cabe aún más apetitoso. Qué pinta!! Felicidades

    ResponderEliminar